martes, 27 de febrero de 2007

Huele a mierda. Hay elecciones

Empieza el periplo de medidas típicas antes de unas elecciones municipales. Después de los clásicas finalizaciones de obras con sus correspondientes inauguraciones, de la presentación de candidatos ante las enfervorizadas masas, toca la típica clausura de salas sospechosas de ser frecuentadas por músicos. Estas salas suelen llevar cuatro años incumpliendo la normativa municipal (siempre arbitraria e imposible de ser cumplida) de una manera sistemática y permitida por el propio ayuntamiento en cuestión, hasta que, oh sorpresa, se les informa que tiene que dejar de programar conciertos. Las causas siempre las mismas: exceso de ruido, molestia a los vecinos, alteración del orden público, etc.
Que les den!!!

lunes, 12 de febrero de 2007

...por la campana

Dos conciertos de fin de semana: Los Rollers (Salmandra) y Spanish Castle Magic (la Travi). Los dos accidentados pero salvados por los pelos. El primero Ángel y yo nos perdimos por Hospitalet y llegamos a la sala a tiempo de milagro (creo que todas las veces que he ido a la Salmandra he liado algún pollo). El segundo, en el momento de empezar el bolo la traviesa estaba a oscuras. Unos cuantos, entre los que me incluyo, sospechamos de algún impago inoportuno.
Los Rolex (o también conocidos como la banda de versiones de Carlos Tarque) no defraudaron y repartieron para el populacho temas de Tom Petty, Paul Weller, Neil Young...(muy de agradecer). Los SCM dieron uno de los mejores conciertos que les he visto. Eso de tocar casi a oscuras parece que sienta bien. Habrá que probarlo.

lunes, 5 de febrero de 2007

Huelo a gasolina


Semana heavy. Continuo la grabación del Sobrino (estamos al 60% aprox. ) y se me solapa con la nueva grabación de los Glosters. Encima ya tengo mi nuevo mac con regalito: cuando se me ocurre cambiar de máquina la targeta PCI de mi Motu 2408 me llevo una sorpresa. Las ranuras no coinciden (son PCI express) y tendré que comprar otra. La broma saldrá por uno 400€ (más)
En cuanto a la parte lúdica, gran concierto de sábado noche. Los Deltonos en la Zero. Todo un lujo. Ver a estos tipos en una sala pequeña se merece sobradamente lo 15€ de entada.
Como colofón semanal el domingo ensayo con la suite con un catarro encima del copón (y ya van tres este invierno). Mi última parada antes de meterme en la cama fue en una gasolinera para comprar paquetes de pañuelos de papel (decenas, que digo decenas, cientos, que digo cientos, miles...)