domingo, 23 de abril de 2006

Lapido y la legión de ídolos.


Viernes 21. Sala Apolo 2: José Ignacio Lapido.
Era la segunda vez que veía a Lapido en concierto. La primera oportunidad fue en la Vaquería (Tgn). La verdad no estaba muy puesto en precedentes y fui un poco por casualidad. Los 091 me habían pillado ya un poco lejos y tampoco conocía sus discos en solitario. La sensación que me causó fué la que luego he ido confirmado através de leer alguna entrevista: un músico capaz de hacer buenos temas a pesar de una carrera musical con poca suerte y una actitud en el escenario un poco funesta. Una de las cosas que más me chocaron que entre el escaso público asistente había verdaderos admiradores (incluso rozando el friki-fan) que miraban a Lapido como un verdadero Gurú.
Posteriormente me pasaron los dos discos que había publicado (creo que también hay una maqueta entre medio) : Ladridos de un perro mágico y Música Celestial. Sin pasarme e intentar no flipar mucho, tengo que reconocer que en estos años han sido dos discos que he escuchado con mucha asiduidad y Lapido ha pasado a ser una referencia para mi, dentro del grupo de músicos españoles que son capaces de hacer trabajos con cierto nivel.
En definitiva, me presentaba en el Apolo, sin haber escuchado su último trabajo (En otro tiempo, en otro lugar ), con Charli y Vicens (nuestro introductor en el mundo Lapido) con espectación y seguro de que vería un buen concierto. Mis espectativas se vieron ampliamente superadas y creo que fue una gran actuación. Media entrada (algo muy meritorio), legión de fans, una descarga rockera importante, una buena banda y grandes temas. Ni el sonido de la sala (una mierda en relación a lo que estaba saliendo del escenario) fue impedimento para ver uno de los bolos del año.
P.D: Lo de la actitud funesta del "maestro"ya será un poco más difícil de cambiar pero es que los de Granada somos así.

viernes, 21 de abril de 2006

Manolo Trueno y los concursos de rock


Anoche hacían la aparición anual Manolo Trueno Killer Band. Esta vez fue en el Zero. El motivo: haberse clasificado en el concurso musical DO TGN(creo que los eliminaron en cuartos de final como siempre). El guión se cuplió: rocanrol, volumen y el Koko de speaker incendiario. Podríamos hablar que es una lástima de que estos tipos no estén girando por ahí en vez de perder impulso por salas locales, pero tampoco se les ve con cara de mucha preocupación. Su primer disco (en el que participa un servidor) está de puta madre. Con un poco de suerte le echan un poco de ganas y se ponen a grabar el segundo...

viernes, 14 de abril de 2006

Santiago Sinatra (ex-Auserón)


El viernes 7 de abril actuaba, dentro del festival de Dixie, Santiago Auserón acompañado de la big band del Taller de músicos. El escenario era el teatro Metropol. La entradas estaban agotadas dos meses antes. El repertorio estaba formado por temas clásicos (creo que ya se pueden llamar clásicos) de Radio Futura y de Juan Perro. Podríamos entrar a valorar el nivel de acierto de los arreglistas, la interpretación de los músicos, la acústica de la sala y no se que tonterías más pero creo que no vendría al caso. Lo interesante del tema es descubrir como Santiago Auserón está en un momento musical ideal, donde sus recursos vocales han madurado con la persona (algo poco común en este país de afónicos) y es capaz de salir ileso de cualquier situación y atreviéndose con cualquier género. Si repasamos su trayectoria, tanto con Radio Futura como con Juan Perro podemos ver a un músico que a evolucionado saludablemente tanto en la forma como en el fondo siendo capaz de afrontar multiples géneros con una media de acierto muy alta.
La úlima vez que lo había visto en directo fue sobre el escenario del Grec (junio 05, BCN) en compañia de su hermano Luís, presentando Malas Lenguas, proyecto donde adaptan al castellano clásicos del Pop , Rock y Blues. Aquel día el público del Grec acabó invadiendo el escenario en el momento que tocaron La negra flor. En Tarragona, por suerte, no pasó nada de esto y Auserón se hubiera podido tomar un güisquito en el escenario tranquilamente en recuerdo de Sinatra.